CALVO ARTAI 83 – SANTO B 76. LAS LAGUNAS DEFENSIVAS CONDENAN AL SANTO

Empezaba el año 2020 nuestro filial jugando en Carballo el penúltimo partido de la primera fase del grupo norte, frente al Artai, y lo hacía con numerosas bajas: Alex Toca por trabajo, Alex Rial y Nando por enfermedad y Santi por motivos personales. Reforzaba in extremis la convocatoria Pablo Sanjurjo, del junior.

Anotadores: Junior (5), Diego (4), Pablo Sanjurjo (8), Iñaki (11), Brezo (14), David (12), Andrés (3), Jorge Sanjurjo (19).

El partido empezó con buen ritmo anotador, el Santo encontrando situaciones de ventaja desde el perímetro y en contraataque, traducido en un intercambio de canastas durante el primer cuarto. Especialmente acertado Jorge Sanjurjo con 8 puntos en este cuarto. Una sombra, ya habitual, planeaba sobre el Santo con las 2 faltas de Brezo en los primeros minutos. 16-18 al término del mismo.

El segundo cuarto tuvo una actuación bastante coral, con el rival cometiendo muchas faltas que se traducían en numerosos tiros libres, no siempre anotados, pero que servía para que el Santo siguiese manteniendo el liderato en el marcador, a pesar de algunas imprecisiones en ataque, con un juego en ocasiones muy precipitado, buscando la anotación desde el 1×1 sin apenas circular el balón. 33-36 al descanso.

El tercer cuarto volvió a ser una película de terror para el Santo. Mal en defensa, con constantes despistes y malas ayudas, unido a un gran acierto desde el perímetro del equipo rival hizo que el Santo llegara a ir hasta 10 puntos abajo. El equipo local cerraba su aro a cualquier precio, y salvo los primeros compases, con varias canastas de Iñaki y David, luego el Santo sólo conseguía anotar desde el tiro libre, con un mal porcentaje, lo que permitía al rival administrar la diferencia. Ante eso, el Santo encontraba tiros liberados, pero no gozaba de acierto, así como alguna pérdida tonta, que tampoco ayudaba a enjugar la diferencia. Un par de acciones defensivas de mérito y 3 puntos de Junior dejaban la diferencia en 7 puntos (63-56).

El último acto fue inicialmente de dominio visitante, con una mejor defensa y acierto en las decisiones en ataque, dirigidos por Jorge Sanjurjo, permitiendo al Santo entrar en los últimos 2 minutos y medio uno arriba. A partir de ahí, el aro volvió a cerrarse para el Santo y, unido a otros 2 triples del equipo rival, hizo que la balanza nuevamente se inclinase a favor del rival, 83-76.

Una vez más, la vuelta de los vestuarios unido a los errores defensivos impidieron al Santo obtener la primera victoria de la temporada, que esperemos que llegue en el último encuentro de la primera fase, domingo a las 19h contra Fontiñas.