Cayó la duocécima victoria del EBA

SANTO DOMINGO BETANZOS 69 – 54 INSTITUTO ROSALÍA DE CASTRO

Duodécima de la temporada, cuarta consecutiva para el Santo Domingo Betanzos, que se impuso con solvencia en la tarde de ayer al Instituto Rosalía, asentándose en la zona media-alta de la clasificación, en un triple empate en el 4º puesto con León y Carbajosa.

Santo Domingo Betanzos: Pablo Fernández (14), Rodrigo Plaza (2), Will Pereiro (7), Amir Valcárcel (8), Abdou Thiam (6) – 5 inicial – Jorge Sanjurjo (3), Juan Miramontes (-), Roque Gómez (-), Oliver Dvojakovski (8), Marcos Rozas (11), Osven Ledezma (10).

Instituto Rosalía de Castro: Marcos Orejas (7), Luis López (10), Nilo Barreiro (5), Alfonso Mallo (4), Santi Lorenzo (10) – 5 inicial – Jorge Pérez (2), Eloy Poza (-), Alejandro Pita (2), Javier Patiño (11), Álvaro Filgueira (3).

Parciales: 16-13, 41-24 (descanso), 55-34, 69-54 (final).

Árbitros: Cristina García y Mauro Araque. Eliminaron por acumulación de faltas a Will Pereiro (Santo).

Asistencia: 300 espectadores.

Incidencias: 22ª jornada de la Liga EBA (grupo AB). Para este partido, Diego Fernández contaba con las bajas de Fernando Vidal y Daniel Martín, ambos por lesión, a las que se unía a partir del minuto 6 Abdou Thiam, por problemas en la espalda.

Presencia muy importante en pista tanto del júnior Jorge Sanjurjo como del jugador del filial Juan Miramontes.

Inicio positivo para el Santo, que a pesar de encajar la primera canasta del partido, encontraba en la pareja Pablo-Abdou a sus referentes ofensivos, generando buenas situaciones ofensivas (11-7 min 5).

Se iba el interior senegalés al banco con dos faltas y problemas físicos, a la vez que el ataque local se frenaba, en gran parte por el desacierto en el tiro y la buena defensa de los compostelanos, que recortaban diferencias gracias a dos triples en la recta final del primer cuarto (16-13 min 10).

El segundo cuarto resultaría decisivo en el devenir del partido. El Santo realizaba sus mejores minutos, y con una importantísima aportación de todos los jugadores que salían desde el banquillo, comenzaba a distanciarse en el marcador, con triple de Sanjurjo incluido (27-20 min 15).

Tomaban el relevo anotador Rozas y Oliver, permitiendo a los locales seguir aumentando su distancia, desde una buena defensa y un gran juego colectivo, con minutos de muy buena circulación de balón y logrando tiros liberados.

Una canasta de Mallo tras error defensivo local, y un triple errado por el Santo casi sobre la bocina impedían que la diferencia aún fuera mayor al descanso (41-24 min 20).

Tras el tiempo de descanso, los de Diego Fernández salían menos activos, aprovechando Rosalía para limar ligeramente diferencias, en unos primeros minutos de poco acierto en ambas canastas (46-31 min 25).

Encaraba mejor el Santo la recta final del tercer cuarto, y con buenos minutos de Osven, y de nuevo sumando todos los jugadores que entraban desde el banquillo, el Santo se iba a más de 20 puntos de ventaja, basando su éxito en una gran defensa colectiva (55-34 min 30).

En el último cuarto, los de Ángel Castro conseguían recortar distancias, gracias a los puntos de Patiño y a aprovechar el bajo acierto en el tiro exterior del Santo, inferior al de partidos precedentes (58-43 min 35).

No obstante, los betanceiros gestionaban bien los minutos finales, y con intercambio de canastas mantenían en todo momento diferencias en torno a los quince puntos, para sellar el 12º triunfo de la temporada, que le acerca al gran objetivo de la temporada (69-54 min 40).

Próxima jornada, complicada e ilusionante visita a Chantada

Con 12-10 de balance, y empatados en el cuarto puesto de la clasificación con Baloncesto León y Aquimisa Carbajosa, el Santo se enfrentará a domicilio el próximo sábado a las 18:30 horas al CB Chantada (15-7), tercer clasificado, actualmente ocupando puesto de fase de ascenso con una ventaja holgada.

El Santo buscará un triunfo que le acerque a la permanencia, ya que harán falta al menos 14 victorias para certificarla, y que a la vez le acerque a los equipos más fuertes de la categoría, lo que añade un plus de ilusión al encuentro.