EL CADETE MASCULINO, CAMPEÓN.

Este domingo se disputó la final de Copa en el municipal de Betanzos. El destino hizo que quizá el día mas caluroso del año albergase la competición, hecho que marcó del devenir de la misma.

Por nuestro lado del cuadro, el rival era Basquet Coruña 02, reto formidable puesto que ya nos había conseguido vencer este año en la polideportiva de riazor.

La otra semifinal la disputaban Cambre y Os Rosales.

El santo Domingo presentó la baja a última hora de Alex, siendo sustituido por Miguel Latas, del infantil,  que dejó otros compromisos para ayudarnos en la cita.

Golpeaba primero Basquet Coruña, con un rápido juego de ataque buscándonos las espaldas. El santo, presionado por la cita, no encontraba como parar la rápida ofensiva naranja, que sacaba de manera acertada a nuestros jugadores mas grandes de la pintura, llevando el encuentro a un terreno inseguro para el Santo, castigado por las faltas personales. Al punto que en el minuto 3 Fer, director de juego de los nuestros, se iba al banquillo con dos faltas personales muy peligrosas.  Ello impidió a los nuestros poder elevar líneas defensivas como era el plan previsto desde el inicio, y obligó a replantear el partido.

Así las cosas se escapaba BCA con sus primeras ventajas pero al filo del cierre del cuarto un 2+1 de Latas apretaba el electrónico y el corte finalizaba con 13 a 14 para los Coruñeses. El Santo cambiaba el dibujo y con Abel y Andrés asumiendo labores de dirección de equipo solventaba la ausencia de Fer. 343fc088-6621-439b-905f-631b80ec96e0 (1)

El segundo cuarto se abrió con un triple de Andres que espoleaba a los nuestros, pero BCA seguía muy incisivo en ataque y dandonos muchos problemas. Volvia Fer a pista y el Santo rotaba el baquillo, puesto que se adivinaba un encuentro muy igualado hasta el final. Nada cambió con la segunda unidad de ambas escuadras, manteniéndose la igualdad al descanso 29-27 para los nuestros.

El tercer cuarto fue el definitivo para el devenir de la contienda. BCA, hasta el momento acertado desde el perímetro, encadenó un par de fallos consecutivos desde el perímetro que desequilibraron su defensa momentáneamente. La circunstancia fue aprovechada por los nuestros, que encontraron rápidos caminos al aro. BCA paró el minibreak de los nuestros (6-0) con un tiempo muerto, pero a la salida del mismo se encontró un cambio defensivo del Santo que duró sólo unos instantes, pero causó varios fallos en el tiro exterior de BCA, que fueron aprovechados por los nuestros para ampliar el parcial en otros 6 puntos que tal y como estaba el partido se antojaban importantísimos. El cuarto terminó con un parcial 23-12 para el Santo, que elevaba la diferencia a 13 puntos. Aun así, los problemas acuciantes de faltas para los nuestros dejaban entrever que nada estaba decidido.

En el último cuarto con las faltas de los interiores coruñeses, el Santo pudo cargar el juego en la pintura y visitar la linea de tiros libres. BCA intentó presionar pero ya las fuerzas iban justas, y nada se movería en electrónico, finalizando el cuarto en empate a 10. El Santo entraba en la final con un marcador final de 49 a 62.

En la siguiente semifinal, Cambre y los Rosales se enfrentaban en una semifinal de muchos kilos y cm en la pintura. Mejor plantado de inicio Rosales con su press zonal, nunca conseguía alejarse lo suficiente de Cambre que son su poderío en la zona siempre  tenía a los de Cala en el punto de mira. No obstante, el asfixiante calor pasó factura a una plantilla de Cambre algo más corta de efectivos y Rosales conseguiría romper el partido en el último cuarto.

Asi pues, la final enfrentaba en duelo inédito al Santo Domingo y a Os Rosales.

En un ambiente de intenso calor, golpeaba primero el equipo coruñés. Al Santo le pesaban las piernas y no conseguía un buen nivel defensivo. El entramado defensivo de los coruñeses, por su parte, tapaba todos los caminos de la canasta a los nuestros, que encajaban canastas fáciles tras perdida de balón. Mal decorado para los de Alberto y Code en estos primeros minutos. Finalizaba el primer cuarto 13 a 17 y malas sensaciones.

El segundo cuarto seguiría por los mismos derroteros. Las rotaciones de Rosales bajaban el nivel defensivo ligeramente y el Santo, con un 5 de menos centímetros y más movilidad, metía en problemas a los visitantes que aguantaban con dos triples para apretar el parcial 10 a 7. Seguían los de Cala por delante en el marcador, como casi todo el partido.

El tercer cuarto terminaría con el Santo pisándo los talones a los de Os Rosales, que seguían con distancias mínimas en el marcador, en un tira y afloja continuo. La tónica era la misma. El Santo era desbordado en el 1×1 y no conseguía detener el empuje de Os Rosales en el rebote de ataque, una pesadilla para los nuestros durante todo el partido, intensidad que ademas hacía que el santo fallase bajo el aro puntos en situación franca pero siempre con oposición de los defensores visitantes que tenían el alma puesta en llevarse el título en cada balón.

Llegaba el cuarto definitivo , con todo el mundo con las fuerzas justas. Ahi, el Santo apostaba por elevar la defensa a todo el campo. Si bien encajó un 2+1 que podría haber hecho que bajasen los brazos, lo cierto es que las sucesivas defensas aunque no consiguieron recuperar el balón, retardaron el ataque del equipo ayer dorado, que no consiguió anotar durante 2 minutos. Esos dos minutos bien pudieron decantar el encuentro como ocurrió en semis, puesto que el Santo, con muchísimo esfuerzo, sí que consiguió anotar por medio de Abel y desde el 4,60 con Emilio. Un triple de Andrés y un dos mas uno de Emilio daban alas a los nuestros que abrían la mayor brecha del encuentro, 6 puntos a favor, y provocaban la rápida reacción de Cala con tiempo muerto. En la siguiente acción, jugada para la polémica con un balón que el Santo anota pero que se invalida por sonar por error la chicharra de 24. Calor, emoción, polémica….al partido ya no le faltaba nada y Rosales en la siguiente acción anotaba un 2+1, poniéndose a 3 puntos, en otra jugada para la polémica por unos posibles pasos no señalados. Había de todo y para todos en un ambiente terriblemente emocionante y exigente, también para la pareja arbitral que en ningún momento se relajó ni perdió la cara del encuentro.  En ese momento, Abel, por los nuestros, capturaba un providencial rebote de ataque y anotaba, dejando la diferencia en 5 puntos. Tras el último tiempo muerto de Cala en jugada ensayada Rosales conseguía anotar de 2, poniendose a 3 puntos de nuevo y tan solo con 9 segundos por jugar. Sacaría rapido el Santo y recibía, logicamente, falta rápida, que llevaba a Miguel Latas (tras la eliminación de Emilio por faltas) a la línea de personal. Dibujos, estrategias, tiempos….pero el baloncesto no es matemática y lo que siguió en los siguientes 9 segundos no fue nada de lo previsto por ninguno de los dos técnicos. Miguel fallaba los dos tiros, Abel conseguía tocar el balon levemente pero sin que saliese fuera, el Santo no hizo la falta que llevaría a Rosales al tiro libre, el balon desviado lejos de la canasta hizo que los 28 metros fuesen demasiados metros….y Rosales ya no pudo intentar el tiro de tres de la prórroga. Campeonato para el Santo Domingo ante un formidable rival que nos llevó al límite fisico, en unas condiciones ambientales extremas y tras 10 largos meses de temporada.

Queremos tener un reconomiento a la plantilla de Os Rosales y su gesto de aplaudir al eventual campeón en la entrega de trofeos, una imagen ejemplarizante que lo que algunos queremos que sea el baloncesto. Han sido un extraordinario rival que da valor a un campeonato que nos ha obligado a todos a vaciarnos al máximo cuando ya no quedaba más combustible en la reserva. Gracias por ello.

Broche de oro a la temporada de un grupo que empezó con muchas dudas pero que gracias al trabajo diario, sordo y continuo, han conseguido convertirse en un equipo de baloncesto, que, con algo de fortuna, siempre imprescindible, ahora es un equipo campeón. Enhorabuena, chicos.

19221693_10211704297255864_4831218155730150538_o