El cadete tira el partido en una segunda parte funesta: 82-49

El cadete cumplió la tercera jornada de la Copa Galicia cosechando su tercera derrota ante un buen rival, Estudiantes de Lugo, que no obstante, no hizo tanto en mérito como demérito de los nuestros tirando el partido en la segunda parte.

Acudíamos a este encuentro con las bajas de Pablo Ferrer por motivos personales y Pedro Rodríguez por enfermedad. Y a punto estuvo de sumarse la de Brandan por problemas administrativos, finalmente resueltos in extremis. Del equipo zonal también acudió Anton Arenas.

El Santo salió muy prometedor de inicio, con rápidas transiciones y juego muy suelto pero absolutamente impreciso en la finalización. Ni un solo tiro exterior en todo el primer cuarto fue poco a poco minando la moral de los nuestros, que cada vez daban mas facilidades en defensa. Ferreriro fue una pesadilla para los nuestros incapaces de parar sus incursiones en la zona Betanceira, inoperante en las ayudas. Quizá la tozudez desde el banquillo de mantener un ritmo alto y sin propuestas tácticas en esta Copa Galicia tampoco ayudó mucho a parar la hemorragia.

No obstante, y con más orgullo que acierto, el Santo cumplió bien en el segundo cuarto y acercó el aliento a los lucenses, que eso sí, eran amos y señores de ambas zonas merced a su superioridad en centímetros. Pero los nuestros se pusieron a 7 puntos poco antes de finalizar el segundo corte. Nuevamente, un error infantil en los últimos segundos del cuarto ya nos hizo remar contracorriente. No sería el último. El tercer cuarto fue un despropósito completo de los nuestros, encomendados a resolver el partido con individualidades y sin solidaridad alguna en defensa. Así las cosas, fuimos un juguete en manos de Estudiantes, que tan sólo tuvo que ampliar la ventaja a placer, y dejar discurrir el tiempo hasta el final del choque.

Mucho por mejorar le queda a este cadete autonómico del Santo Domingo. Esperemos, eso sí, que el buen trabajo en los entrenamientos pronto de sus frutos. No obstante, el próximo rival es un escollo importantísimo en este camino, nada más y nada menos que Bosco Ourense, candidato al título. Domingo, 12 horas, Vales Villamarín.