El Santo no pudo certificar la permanencia…todavía.

SANTO DOMINGO BETANZOS 76 – 81 BALONCESTO NARÓN

Derrota del Santo Domingo a domicilio ante Baloncesto Narón, tras un mal tercer cuarto, que hipotecó las opciones de triunfo del conjunto betancerio.

Santo Domingo Betanzos: Dani Martín (11), Rodrigo Plaza (5), Will Pereiro (16), Oliver Dvojakovski (2), Marcos Rozas (18) – 5 inicial – Pablo Fernández (2), Roque Gómez (-), Marcos Escobar (5), Fernando Vidal (10), Abdou Thiam (7).

Baloncesto Narón: Alberto Seco (2), William Brandenberg (17), Jorge Aller (8), Matthew Stoll (5), Timothy Gill (18) – 5 inicial – Samu Barros (10), Alejandro García (13), Alejandro (-), David Pérez (-), Daniel García (8).

Parciales: 24-21, 39-39 (descanso), 49-56, 76-81 (final).

Árbitros: Coladas y Clavería. Eliminaron por acumulación de faltas a Rozas (Santo).

Asistencia: Doscientos espectadores.

Incidencias: 22ª jornada del grupo AB de la Liga EBA. Diego Fernández contaba con las bajas de Aarón Regueiro y Juan Miramontes por lesión.

El Santo salía muy acertado en ataque, encontrando ventajas con acciones de Will Pereiro unido al acierto desde el perímetro (13-7 min 5). Los visitantes también comenzaban a carburar desde el 6,75, y con tres triples consecutivos conseguían igualar la contienda.

Ajustaban mejor los nuestros en defensa, mientras que mantenían cierta fluidez ofensiva para terminar el primer cuarto con una renta de tres puntos (24-21 min 10).

En el segundo cuarto, el ritmo del partido seguía por los mismos derroteros. Ventajas locales que rondaban los 3-5 puntos, ante un Narón que mantenía su acierto desde el perímetro, sumando nuevamente tres lanzamientos de tres de forma consecutiva. El Santo, aun así, seguía por delante, gracias a la aportación ofensiva de Vidal y Thiam, que salían desde el banquillo (36-32 min 15).

Se equilibraban las fuerzas en los minutos previos al descanso. Crecían las defensas a la vez que decaía el ritmo anotador. Un triple de Aller a veinte segundos del final dejaba el marcador en tablas (39-39 min 20).

Tras el descanso, llegaban los peores minutos del conjunto de Diego Fernández. Apagón ofensivo generalizado, que también afectaba a los de Pablo Rodríguez, con numerosas imprecisiones y desacierto en el tiro (42-44 min 25).

Sin embargo, los visitantes conseguían despegarse en los minutos finales del tercer cuarto, con otros dos triples seguidos de Brandenberg, para cerrar con otro de García, que les permitía acabar este parcial con una ventaja de siete puntos, ante un Santo que sólo sumaba en la pintura (49-56 min 30).

En el cuarto final, los de Narón mantenían su buena línea ofensiva, jugando más cómodos ante la ventaja que tenían. Mientras, el Santo acusaba los nervios y las precipitaciones por querer remontar, llegando a tener desventajas de hasta once puntos.

En los minutos finales, los nuestros, liderados en la ofensiva por Vidal y Rozas, conseguían recortar diferencias, si bien los visitantes seguían sumando gracias especialmente a los rebotes ofensivos de Gill, ocho en total, que le permitían anotar en segundas acciones.

No obstante, el Santo llegaba a situarse a solo tres puntos, y atacaba cuatro abajo a falta de veinte segundos, pero perdían el balón, terminando así sus opciones de remontada (76-81 min 40).

Próxima jornada

Santo Domingo rendirá visita al Estudiantes Lugo. El encuentro se disputará el domingo día 2, a las 19:00 horas, en el Pazo Universitario de Lugo.