Estudiantes de Lugo 80 – Santo Domingo Betanzos 70

Viajaba el junior masculino a Lugo para enfrentarse al líder de esta descafeinada y absurda competición que nos ha tocado jugar hasta mediados de abril sin ningún objetivo competitivo, convertida en sucesión de caros amistosos.

Para la ocasión el Santo contaba con las bajas por lesión de Javi Lousa, Marcos y Nando, y con la de Alex por viaje. Recuperaba eso sí a Andres tras un mes de baja médica. Nos echarían una mano Latas y Vidal, del cadete.

Comenzó Lugo mejor plantado en el partido, con dureza atrás y contundencia en ataque. El Santo estaba negado de cara al aro y esa falta de acierto la pagaba con las primeras desventajas , agudizadas por una mala colocación defensiva y la ausencia de ayudas. Asi las cosas, 21-13 al final del primer cuarto y las cosas pintando mal con la plantilla del Santo con poca entrega y dedicación en la tarea.

Cambió la decoración en el segundo cuarto, donde si bien Lugo conseguía mantener su ritmo anotador merced al acierto exterior, nuestros interiores jugando desde posiciones exteriores se convertían en un quebradero de cabeza para la defensa lucense y nos imponíamos por 22 a 25.

A la vuelta del vestuario, cambiaría la defensa Estudiantes, ajustando en 4+1 y creando problemas a los nuestros que verían de nuevo como Lugo se iba en el marcador en una distancia que ya se antojaba definitiva. (21-12 en este periodo, 64-50 al final del mismo)

Pero no fue así. Subió el santo las líneas y busco provocar confusión en el adversario, consiguiéndolo. El Santo comenzó a recortar distancias , y dos triples sobre final de posesión de los locales y un par de errores claros en finalizaciones dentro de la zona de los nuestros dejarían ya la victoria en Lugo ,por el margen de 10 puntos, un marcador mucho mejor que el de la ida, donde nos vimos claramente superados por el equipo estudiantil.

Por el Santo jugaron: Pablo Sanjurjo (10), Pablo G. Casais (4), Mauro , Lucas (5), Andres (12), Javi Casal (5), Nacho (4), Miguel (30)