REINO DE LEON 72 – SANTO DOMINGO 79

IMPORTANTE TRIUNFO Y DÍA DE SONADOS RETORNOS PARA EL PRIMER EQUIPO

Jornada 23 del grupo AB de la Liga EBA, partido disputado en el histórico Palacio de los Deportes de León, otrora cancha ACB, frente al colista de la categoría, el Reino de León. El Santo acudía con la plantilla casi al completo, con la única baja por motivos personales de Goyanes. Entraban por primera vez en la convocatoria con vistas a debutar 2 de los jugadores más importantes de los últimos años en el equipo, Fernando Vidal y Will Pereiro, azotados ambos por complejas lesiones que poco a poco han dejado atrás con trabajo, constancia y sacrificio.

El partido comenzaba con un equipo local sin complejos y liberado de la tensión de la competición, frente a un Santo que entró muy relajado al partido, dejando anotar muy fácil al rival fruto de llegar siempre tarde al balón en defensa. Al otro lado de la cancha el Santo mostraba su mejor cara anotando con relativa facilidad y superando al rival cerca del aro. Sin embargo, un parcial de 10-0 marcaría la primera ventaja local (15-8), en parte por falta de ritmo y de acierto en ataque, donde nos empecinábamos en atacar a una defensa que cada vez se cerraba más. En ese momento se produjo el debut esta temporada de Will, que empezó a generar ventajas cerca del aro y bien distribuyendo o finalizando, conseguía producir en cada ataque enjugando la diferencia en este primer cuarto (23-22).

Los primeros minutos del segundo cuarto fueron quizá los peores del encuentro, ambos equipos metidos en rotación, con poco acierto ofensivo y varias pérdidas. En ese momento la anotación fue a tirones, pequeños parciales de 4/6-0 para cada lado hacía que el encuentro llegase igualado a falta de 2 minutos para el descanso (32-32). En esos dos minutos el rival endosó un parcial de 9-0 fruto de 2 triples y una canasta más falta antideportiva que obligaba al Santo a nadar contracorriente la segunda mitad. En esos minutos se produjo otro regreso esperadísimo, el de Fer, tras casi 2 años inactivo y un trabajo incansable para volver a las pistas, en el cual apenas tuvo tiempo de entrar en juego, con la lógica falta de ritmo. Es lo de menos. La buena noticia es que ambos están de vuelta.

Volviendo al encuentro, el Santo entró al encuentro decidido a cambiar el panorama. Con más intensidad defensiva y buscando mejores ventajas en ataque, poco a poco se iba enjugando la diferencia. Sin embargo, el rival siguió acribillando desde el perímetro con un acierto inusual para ellos (se presentaban a este partido con un 26% en triples y superaban el 40% a estas alturas de encuentro), lo que evitaba voltear el marcador. Sin embargo, un parcial de 8-0 con reparto de anotadores terminó con la ventaja local (50-52), pasando el Santo a liderar el marcador al final del tercer cuarto (54-57).

El último asalto se convirtió en un quiero y no puedo de ambos equipos. El Santo intentando poner tierra de por medio, pero siempre había una respuesta del Reino de León para evitarlo, y este último intentando remontar el partido, pero a cada aproximación en el marcador había respuesta visitante. De este modo, se llegó a los instantes finales 4 arriba, donde el Santo supo manejarse mejor y una acción de 2+1 de Will dejó el partido visto para sentencia.

Trabajada victoria, quedan 3 partidos, el siguiente en casa frente al líder, Ponferrada, con cambio de hora, Domingo a las 18:00.